Wert consigue un informe “hecho a medida” para desmantelar la Universidad Pública

IU denuncia la utilización de un informe de “expertos”, en su mayoría afines al PP, para cambiar el modelo de Universidad y justificar los recortes en su financiación, la precarización laboral de su personal y la penalización económica a los estudiantes.

El PP, que está aprovechando esta prolongada crisis-estafa para desmantelar servicios públicos fundamentales, ha emprendido su particular ataque a la Universidad Pública asfixiándola económicamente, cuestionando su papel y restringiendo el acceso a ella imponiendo desmedidas subidas de tasas, junto a continuos recortes en becas y ayudas al estudio.

A ello se suma su poca fe en la democracia y, en consecuencia, su nulo interés por afianzar la gestión democrática de las instituciones educativas en general y de las Universidades públicas en particular. Por eso, han encargado a un comité afín un informe que sirva para justificar el modelo de gestión jerárquica y empresarial que quieren aplicar en el ámbito educativo, desde infantil hasta la Universidad.

Si la LOMCE establece que sea la Administración quien designe a una dirección del centro, ampliamente reforzada en sus competencias; en la Universidad se plantea un Consejo, cuyo número de componentes ajenos a la comunidad universitaria ronda el 50%, que se encargue de designar al Rector, que a su vez nombrará a los directores de facultades y departamentos. Este modelo autoritario del “ordeno y mando”, más propio de la época franquista, se nos presenta ahora disfrazado bajo el manto de la participación de la “sociedad civil”, cuando en realidad lo que se busca con ese tipo de Consejo es ante todo la integración del mundo empresarial para gestionar “mejor” el funcionamiento de esta nueva “empresa universitaria”.

En coherencia con ello, se convierte al Claustro, elegido por toda la comunidad educativa, en un órgano consultivo, sin ninguna función decisoria y con una representación simbólica de estudiantado y PAS. Es decir, pasa a ser un órgano fantasma y puramente decorativo. Se propone además suprimir los máximos órganos de gobierno -Consejo Social y Consejo de Gobierno-, y reducir a su mínima expresión los de las facultades y departamentos.

Este modelo de “gobernanza” ampara ideológicamente los recortes realizados en la educación superior y la insistencia en que la Universidad debe diversificar sus fuentes de financiación. En efecto, las ideas e incluso las propias palabras de Wert se dejan oír en el trasfondo del informe ahora publicado, como lo de eliminar y recortar carreras, aunque sean elegidas por los estudiantes, que no tengan “potencial empleabilidad” –échense a temblar filósofos, artistas y otras gentes que no puedan “vender” el pensamiento crítico o el disfrute estético-. Desde IU nos preguntamos si se está proponiendo una Universidad para construir ciencia, conocimiento, cultura, sabiduría, espíritu crítico, ciudadanía y la mejora de la humanidad, o una mera capacitación profesional cualificada que esté al servicio de los mercados o de lo que en cada coyuntura reclamen las corporaciones empresariales de turno.

Igualmente, este informe “más que wertiano” propone laminar la necesaria autonomía universitaria e independencia académica, en vez de exigir la suficiencia financiera de la universidad, a partir de las aportaciones públicas, para que sus objetivos y actividades no se vean determinados por los demandantes de su formación o por los contratantes de su investigación.

Asistimos a una inversión radical del sentido y finalidad de las Universidades, donde no es de extrañar que se plantee su financiación no en función de sus necesidades, sino de sus resultados. Se trata del “pago por resultados”, que proviene del mundo de las empresas de trabajo precario y a destajo, donde todo se acaba justificando por la rentabilidad a corto plazo. Un modelo que se traslada a la Universidad: financiar según el puesto que se obtenga en el ranking universitario. Es decir, Wert quiere introducir el “caballo de troya” de la empresa privada en la financiación de la universidad pública y el estilo de gestión empresarial en su funcionamiento, como también lo pretende trasladar al resto de la educación a través de su proyecto de contrarreforma educativa.

Esta mercantilización competitiva desembocará en Universidades más selectivas, con tendencia a rechazar a estudiantes que puedan hacer descender su posición en el ranking. Se promueve así una especie de darwinismo universitario, en lugar de la cooperación interuniversitaria, donde la lucha por la supervivencia económica, con recursos y medios cada vez más escasos, puede tener consecuencias imprevisibles para la equidad del sistema y el avance en la construcción compartida del saber. No se planteará ni por asomo qué puede hacer la Universidad por el alumno o alumna que se matricula en ella, sino qué puede hacer cada estudiante por su Universidad para que suba o no baje en el ranking.

Tanto rechina el informe ahora publicado que dos de los “sabios” discrepan abiertamente de sus contenidos, buena parte de ellos demasiado parecidos a la Estrategia Universidad 2015 o a otros informes previos patrocinados por la Fundación BBVA, por la Fundación Alternativas, o el llamado “Informe Bricall”, financiado en su día por la CEOE y Telefónica. Lo que se refleja en definitiva, en este nuevo informe, hecho al gusto del Ministro Wert, es el objetivo de recortar drásticamente la universidad pública, volviendo a esquemas elitistas de muchos años atrás, y de someter sus objetivos a la simple satisfacción de los intereses de sectores económicos muy alejados del conocimiento profundo y de la I+D básica.

IU denuncia las propuestas neoliberales de este nuevo informe, que propugnan reducir la educación superior a una simple mercancía y convertir la universidad en una empresa de conocimiento, donde prime la formación del capital humano que mejor se ajuste a los intereses del sector privado, así como la investigación susceptible comercialización inmediata.

Es hora de recomponer el movimiento universitario por un modelo de universidad pública al servicio de la sociedad, que ponga el conocimiento al alcance de toda la población frente a los objetivos clasistas, privatizadores y mercantilistas de la ofensiva neoliberal. Por eso, desde IU iniciaremos una campaña de información y movilización en defensa de una Universidad Pública de tod@s y para tod@s.

Madrid, 18 de febrero de 2013

Área Federal de Educación de IU

Anuncios

Publicado el 18 febrero, 2013 en Comunicados, Recortes, Universidad. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: